Es un espacio que brinda atención, apoyo y acompañamiento para quienes han perdido a su ser querido, y están atravesando por un proceso de duelo. Siendo este un servicio de calidad al ser dirigido por profesionales que dan soporte psicológico y emocional a niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Esta idea surge al entender lo importante de preocuparnos por nuestros clientes en todos los ámbitos.

Puedes llorar porque se ha ido o puedes sonreír porque ha vivido.
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado.
Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver o puede estar lleno del amor que compartisteis.
Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío, dar la espalda o puedes hacer lo que a él o ella le gustaría: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.